Minority Report, la pel√≠cula basada en un relato corto del mismo nombre escrito por Philip K. Dick, se estren√≥ hace ya 13 a√Īos. A pesar de que fue bien recibida tanto por cr√≠tica como por p√ļblico, pronto se hizo famosa por otra raz√≥n: la manera en la que imagin√≥ y predijo el futuro. Hay una buena raz√≥n para ello.

El Think Tank Summit de 1999

Puesto que el gui√≥n de la pel√≠cula estaba bien delimitado seg√ļn la obra de K. Dick, en los a√Īos previos a la producci√≥n y rodaje de la pel√≠cula Steven Spielberg se centr√≥ en dotarla de lo que √©l consideraba que hab√≠a hecho tan popular a Jurassic Park o Close Encounters of the Third Kind (Encuentros en la Tercera Fase, en espa√Īol): una base cient√≠fica s√≥lida.

Advertisement

As√≠, organiz√≥ un encuentro, un think tank, en un hotel de California en 1999 con 15 expertos y futur√≥logos entre los que se encontraban Douglas Coupland, el arquitecto Peter Calthorpe, conocido por sus ciudades sostenibles, y Neil Gerhsenfeld. De aquel encuentro sali√≥ lo que varios asistentes llamaron ‚Äúla biblia de 2054‚ÄĚ (que es el a√Īo en el que supuestamente se ambienta le pel√≠cula), con proyecciones, ideas y predicciones de la direcci√≥n que ellos consideraba tomar√≠a la humanidad en las pr√≥ximas d√©cadas.

Aunque la traducción de varias de esas interpretaciones a la película fue finalmente mucho más ambigua de lo que Spielberg pretendía, ese fue, probablemente, el factor principal a la hora de hacer creíbles muchas de las mismas. La mayoría no son disparatadas o radicalmente distintas, sino que tienen un anclaje con la realidad cotidiana que les hace ser creíbles.

Advertisement

Y s√≠, algunas de las tecnolog√≠as que aparecen en la pel√≠cula, como los peri√≥dicos gigantes hechos de algo parecido a tinta electr√≥nica (m√°s sobre eso unas l√≠neas m√°s abajo) tienen pocos visos de convertirse en una realidad pero la otra gran mayor√≠a, sorprendentemente, no s√≥lo es m√°s que posible que acabamos por verlas alg√ļn d√≠a sino que muchas de ellas ya existen o son posibles en la actualidad.

Reconocimiento de movimientos

Advertisement

Cuando Microsoft presentó Kinect, conocido inicialmente como Project Natal, allá por 2009, varios fueron los que apuntaron directamente a la versión futurista y hasta cierto punto exuberante que utiliza el policía John Anderton en la película.

Tanto aquel primer modelo como la segunda versi√≥n de Kinect que incorpora la Xbox One est√°n a√ļn unos pasos por detr√°s del que aparece en la ficci√≥n, pero la tecnolog√≠a est√° ah√≠ e interactuar con una interfaz utilizando el movimiento no nos resulta, ya no, algo disparatado. Otros productos, como Leap Motion, tambi√©n se basan en mec√°nicas similares.

Reconocimiento facial y ocular

Advertisement

El reconocimiento ocular mediante escáner de retina ya era conocido y usado desde antes de que la película se estrenase, pero no exactamente del modo en el que se muestra en la misma. En esencia, en el film se utiliza para identificar a inviduos a nivel gubernamental (como un ID nacional) y para publicidad contextual y personalizada.

Una vez m√°s, todav√≠a estamos m√°s o menos (y cada vez pesa m√°s ese menos) lejos de que se convierta en una realidad directa pero gran parte de los m√©todos de reconocimiento personal que se est√°n incorporando en dispositivos en los √ļltimos a√Īos van por ah√≠. Windows 10, precisamente, ya incorpora una caracter√≠stica as√≠ y el prototipo de Fujitsu que pudimos probar en el MWC pretende utilizar el iris ocular como m√©todo de desbloqueo para m√≥viles.

Videoconferencias

En la pel√≠cula, Anderton utiliza la videoconferencia un par de veces (aunque mucho m√°s las llamadas de tel√©fono convencional, como ocurre en la actualidad). De nuevo, no es que en 2002 las videoconferencias no existiesen, pero su popularidad llegar√≠a unos a√Īos m√°s tarde. Skype naci√≥ justo uno despu√©s del estreno, en 2003, y FaceTime 8 m√°s tarde, en junio de 2010.

Advertisement

Coches autónomos

Minority Report se desarrolla en una Washington DC futurista donde los coches, complemente aut√≥nomos, se mueven por autov√≠as tanto verticales como horizontales dise√Īadas exclusivamente para ellos.

Advertisement

La parte en la que la infraestructura de carreteras, al menos en ciudades, se redise√Īe exclusivamente para un tipo de veh√≠culo aut√≥nomo todav√≠a est√° muy lejos de ser verdad, pero la parte ‚Äúaut√≥noma‚ÄĚ del asunto queda mucho m√°s pr√≥xima. Google ya tiene su modelo funcional (tanto que cuando ha estado involucrado en un accidente la culpa ha sido por causas humanas, no del coche en s√≠) y Tesla ya tiene algo que se parece mucho a un piloto autom√°tico para coches. Elon Musk, CEO de la compa√Ī√≠a, ya ha llegado afirmar que algunos de sus coches podr√°n llegar a ser ‚Äúun 90% aut√≥nomos‚ÄĚ durante este a√Īo 2015.

Interfaces multit√°ctiles

En varias partes de la pel√≠cula, Tom Cruise utiliza interfaces multit√°ctiles que aparecen en casi cualquier superficie: paredes, pantallas y ordenadores. Para la √©poca en la que se estren√≥, lo m√°s parecido que hab√≠a eran prototipos con pantalla resistiva, que no funcionaban muy bien y que adem√°s acog√≠an el t√©rmino ‚Äúmultit√°ctil‚ÄĚ m√°s bien con recelo.

Advertisement

Unos 5 a√Īos m√°s tarde, Microsoft anunciar√≠a lo que en su momento llam√≥ Surface (posteriormente conocido PixelSense cuando Surface pas√≥ a ser su l√≠nea de port√°tiles h√≠bridos). La idea de Surface era una mesa sobre la que se pod√≠a interactuar con las manos y ‚Äúpintar‚ÄĚ o trabajar. Nunca lleg√≥ a ser un √©xito rotundo y aunque todav√≠a contin√ļa su desarrollo ha pasado a un plano m√°s bien secundario.

Lo que no lo ha hecho han sido las verdaderas interfaces multit√°ctiles que llegaron primero con el iPhone original en 2007 y de manera mucho m√°s acentuada con el iPad en 2010. Hoy, utilizar varios dedos de la mano para interactuar con una pantalla nos parece lo m√°s normal del mundo.

Advertisement

Publicidad personalizada

Una de las escenas m√°s famosas de la pel√≠cula se desarrolla cuando Tom Cruise entra a una tienda, el esc√°ner de ojos de la entrada lo reconoce y comienza a ofrecerle productos que se basan en la √ļltima vez que estuvo ah√≠.

Advertisement

Y no, de nuevo eso todav√≠a no existe exactamente, pero tecnolog√≠as como el AdSense de Google y varios trackers de publicidad rastrean nuestro comportamiento online para posteriormente hacernos sugerencias y mostrar publicidad acorde a nuestros deseos. Cada vez que entramos en Amazon, las b√ļsquedas en visitas anteriores elaboran una lista llamada ‚ÄúDate un capricho‚ÄĚ de la que muchas veces es realmente complicado escapar.

Hogares controlados por la voz

Advertisement

No es com√ļn todav√≠a, pero Amazon Echo se parece mucho a eso.

Papel electrónico

En la pel√≠cula el papel electr√≥nico toma forma de peri√≥dicos tradicionales que, a lo Harry Potter, se mueven y muestran im√°genes y contenido en color. Parece realmente complicado que los peri√≥dicos del futuro lleguen a ser as√≠ alg√ļn d√≠a pero la tinta electr√≥nica s√≠ que es una realidad y su principal exponente es, posiblemente, el Kindle.

Advertisement

El Kindle fue presentado por Amazon por primera vez en 2007 y aunque la tecnolog√≠a de su pantalla ha ido mejorando de manera radical, todas tienen un elemento en com√ļn: es de tinta electr√≥nica. La tinta electr√≥nica es lo m√°s parecido a un papel real y adem√°s consume menos energ√≠a, es menos perjudicial para la vista y en muchos sentidos es como tener un libro real en la mano.

Algo más lejos queda, todavía, la tinta electrónica a color y las pantallas flexibles, aunque ya hay prototipos perfectamente funcionales, como las de LG.

Advertisement

Predicción del crimen

Y por √ļltimo el meollo de la pel√≠cula ¬ŅEs realmente posible predecir el crimen en base a patrones para evitarlo antes de que ocurra? La explicaci√≥n que ofrece Minority Report, 3 seres modificados gen√©ticamente que ven el futuro es pr√°cticamente sobrenatural, pero en 2005 el departamento de polic√≠a de Memphis, en Estados Unidos, desarroll√≥ un sistema que trataba de hacer lo mismo pero utilizando big data y estad√≠stica. S√≥lo se prob√≥ durante 3 d√≠as, pero los resultados fueron tan prometedores que en la actualidad contin√ļa desarroll√°ndose.

Advertisement

En Chicago la polic√≠a ha incorporado tecnolog√≠as parecidas. En Espa√Īa las iniciativas similares pasan por crear una inteligencia artificial que aprende de s√≠ misma y que elabora modelos de predicci√≥n en base a una serie de fuentes estad√≠sticas.

Todavía estamos muy, muy lejos de que sea una realidad al completo, probablemente más lejos que de cualquiera otra de las tecnologías que aparecen en Minority Report pero, como con todos los anteriores ejemplos, solo parece ser cuestión de tiempo.

Advertisement

Un momento, ¬Ņqu√© ocurre con los jetpacks?

Otra de las escenas m√°s famosas es en la que Anderton lucha contra varios polic√≠as que llevan puestos jetpacks. Spielberg sab√≠a perfectamente que no eran realsitas, pero decidi√≥ incorporarlos en la pel√≠cula porque funcionaban y eran buen homenaje a la ciencia ficci√≥n m√°s cl√°sica. Una l√°stima porque.... jetpacks ( Õ°¬į Õú Ė Õ°¬į).

Bonus track: el relato corto original, disponible para leer online.

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)