Foto: Scott Olson (Getty Images)

Hacer mucho una cosa, aunque sea algo bueno, puede ser malo para nosotros. Pero un nuevo estudio publicado en JAMA Network Open sugiere que el ejercicio es una excepciĂłn. Los investigadores han descubierto que la actividad cardiovascular, incluyendo el tipo de ejercicios que hacen los atletas de Ă©lite, estĂĄ relacionada a mantenerse vivo por mas tiempo.

Hacer ejercicio es bueno para la salud, esto es algo obvio, pero en los Ășltimos años ha habido evidencia de que los atletas de Ă©lite y otros deportistas ​​podrĂ­an, paradĂłjicamente, tener un mayor riesgo de padecer algunas afecciones cardĂ­acas que una persona promedio, como un ritmo cardĂ­aco irregular, arterias obstruidas y vĂĄlvulas cardĂ­acas mĂĄs gruesas. Estas condiciones podrĂ­an aumentar el riesgo de muerte cardĂ­aca repentina u otros problemas cardĂ­acos para los atletas.

Basados ​​en esta evidencia, algunos investigadores han teorizado que los efectos negativos del ejercicio siguen una curva en U, en la que hacer muy poco y hacer mucho puede dañar el corazĂłn y acortar nuestras vidas. Sin embargo, gran parte de esta investigaciĂłn anterior se ha basado en datos autoinformados, o solo analizaron los resultados de salud a corto plazo, segĂșn los autores del nuevo estudio.

Es por esto que decidieron analizar datos a largo plazo de su propio centro mĂ©dico, la ClĂ­nica Cleveland en Estados Unidos. Para su investigaciĂłn han observado a mĂĄs de 120.000 pacientes (con edad promedio de 53 años) que habĂ­an realizado una prueba de esfuerzo en la clĂ­nica en algĂșn momento entre 1994 y 2014. Los resultados de la prueba ofrecieron una medida objetiva de la condiciĂłn fĂ­sica general de una persona. DespuĂ©s, utilizando registros mĂ©dicos y de seguridad social, hicieron un seguimiento de si los pacientes habĂ­an muerto, y cuando.

Advertisement

Para finales de 2017, alrededor de 13.500 personas habĂ­an muerto. En todos los casos, segĂșn los autores, cuanto mĂĄs ejercicio habĂ­a hecho una persona, menos probable era que muriera a temprana edad. Con el paso del tiempo los efectos del ejercicio para prolongar la vida comenzaron a disminuir, y los atletas de Ă©lite solo eran un poco mĂĄs resistentes que las personas que hacen mucho ejercicio.

“Estos hallazgos enfatizan la importancia de las actividades físicas y aeróbicas en la salud general”, aseguran los autores.

Advertisement

Es importante destacar que los atletas parecĂ­an vivir mĂĄs que los demĂĄs, en promedio. SegĂșn los autores, en comparaciĂłn con las personas con una condiciĂłn fĂ­sica mĂĄs baja, la condiciĂłn fĂ­sica de los atletas se asociĂł con una reducciĂłn del 80% en el riesgo de mortalidad. Y los efectos del ejercicio de atletas fueron especialmente influyentes en las personas mayores y en aquellas con presiĂłn arterial alta.

Otra investigaciĂłn ha encontrado que cualquier cantidad de ejercicio te ayudarĂĄ a largo plazo, no solo para prolongar tu vida sino tambiĂ©n para mejorar la calidad de tus Ășltimos dĂ­as. Y en el estudio actual, incluso las personas con niveles de aptitud fĂ­sica inferiores al promedio tenĂ­an menos probabilidades de morir que aquellas con una peor condiciĂłn fĂ­sica. Los autores estimaron que la mala forma fĂ­sica aumentaba el riesgo de morir en el mismo grado, o mĂĄs, que otros factores de riesgo importantes, como las enfermedades cardiovasculares o fumar.

En conclusiĂłn: mientras mĂĄs ejercicio puedas hacer, mejor.