No todos los chocolates en los calendarios de Adviento son iguales.
Foto: Hermann J. Knippertz (AP Photo)

No hay nada como la pequeña alegría que recibes cuando abres el compartimiento del día correspondiente en tu calendario de Adviento y saboreas tu regalo de chocolate. Sin embargo, para algunos, es posible que el chocolate del calendario tenga un sabor un poco diferente que el chocolate que consumen normalmente. No se lo están imaginando.

En realidad, todo depende de quién ha fabricado tu calendario de Adviento. Si has comprado el calendario de un fabricante de chocolate, como Lindt, entonces es muy probable que el chocolate sepa igual a lo que normalmente compras, a pesar de que tenga un tamaño y una forma diferente.

Por otro lado, si has comprado un calendario genérico (y más barato) de un proveedor no especializado en chocolate, es muy posible que los pequeños chocolates en tu calendario tengan un sabor diferente. Esto se debe al chocolate barato que incluyen en estos calendarios para bajar su precio.

Advertisement

El chocolate barato tiene diferencias importantes con el chocolate de verdad. Primero, no se llama “chocolate”, sino “sucedáneo de chocolate”. Los sucedáneos, aunque cumplen los requisitos establecidos para los productos de cacao y chocolate para el consumo humano, se hacen con grasas vegetales en vez de con manteca de cacao. Estas grasas pueden incluir el aceite de palma o aceite de coco.

Advertisement

Las grasas alternativas le dan al chocolate un sabor diferente, además de una textura distinta. No obstante, es más fácil trabajar con los sucedáneos que con el chocolate elaborado con manteca de cacao. Se puede hacer formas con el sin mucho trabajo, por ejemplo.

Pero el sabor no lo es todo. Aunque este chocolate no sepa igual al los chocolates que te comes a lo largo del resto del año, no te fijes mucho en ello. Lo bonito de estos calendarios es la alegría que te da abrir cada compartimiento en diciembre. Si de verdad te molesta el sabor, ya sabes lo que tienes que hacer: pagar un poco más y comprar un calendario de un fabricante de chocolate de renombre.

Advertisement

[Mental Floss]