Foto: Alex Cranz (Gizmodo)

La mayoría de pulseras de fitness y relojes deportivos siguen siendo muy feos. Pero Withings, después de separarse de Nokia, ha regresado para demostrarnos que no tienen por qué ser así.

El antiguo Withings se dio a conocer por seguir la tendencia híbrida de los smartwatches que decidieron cambiar las funciones más avanzadas por tener un mejor aspecto, y el último reloj de Withings, el Steel HR Sport, no es la excepción. Su diseño no cambia mucho en comparación a los Withings anteriores, excepto por algunas ligeras diferencias, y ese es precisamente un punto a su favor. Si estás cansado de ese look tipo Fitbit, y no quieres gastar 400 dólares en el último Apple Watch, igual esto te interesa: El Steel HR Sport cumple con su cometido como pulsera deportiva, y además con un toque de sutileza y estilo.

Advertisement

A primera vista, todo en la nueva línea de Withings se ve más o menos igual. Los tres relojes tienen una cara analógica, pueden seguir tus pasos y varios tipos de actividades, y cada uno puede controlar tus hábitos de sueño sin que tengas que correr a cargar su batería. Pero ahí es donde se acaban las similitudes, porque a medida que los wearables han avanzado en los últimos años, han hecho que las limitadas características de los dos relojes Withings más baratos se queden un poco... obsoletas. Si quieres notificaciones en tu muñeca, y si necesitas monitorizar tu ritmo cardíaco durante todo el día, entonces el modelo más básico de Steel ($130) no es lo que buscas. Y si para ti es muy importante el seguimiento que hace tu pulsera cuando sales a correr o a hacer otras actividades, el Steel HR ($180) tampoco te parecerá suficiente. Esto solo nos deja el nuevo (y un poco más costoso) Steel HR Sport ($200), que ahora puedes sincronizar con tu teléfono para tener GPS y calcular tu nivel físico (a través del VO2 Max). No es que sean características muy innovadoras, pero completan lo suficiente el Steel HR Sport como para poder llegar a recomendar su compra.

Así luce el Withings Steel HR Sport con una correa estilo Nike/Apple Watch. La de cuero queda mejor.

Advertisement

El Steel HR Sport tiene una cara redonda de unos 40 mm, un tamaño bastante razonable. Está disponible en blanco o negro; tiene un subdial analógico más pequeño que muestra lo cerca que estás de alcanzar el número de pasos que hayas marcado; y tiene una pequeña pantalla en blanco y negro para mostrar notificaciones, tu frecuencia cardíaca reciente y actual, la distancia que has recorrido, las calorías quemadas y la hora. Puedes hojear esta información presionando el único botón que tiene el reloj, y puedes reordenar o cambiar lo que ves con la aplicación Health Mate de Withings. La pequeña pantalla no puede mostrar muchas cosas, por lo que las funciones de notificación son bastante limitadas y están más cerca de las de una pulsera Fitbit que de las de un reloj Apple o Wear OS.

Si presionas de manera prolongada el botón del costado, puedes elegir entre docenas de actividades para monitorear, como correr, bailar, caminar, nadar, montar en bicicleta, jugar a voleibol o hacer yoga. Puedes personalizar esta pantalla agregando o eliminando actividades con la aplicación de Withings.

La app es buena y fácil de usar, y te resultará familiar si ya has usado un dispositivo Withings en el pasado, antes de que la compañía fuese vendida a Nokia y después otra vez vendida al cofundador de Withings, Éric Carreel, a principios de este año. La aplicación es un buen acompañante para el reloj que mantiene tus estadísticas a mano, y permitirá a tu smartphone seguir contando tus pasos si dejas el reloj en casa o necesitas cargarlo.

Advertisement

No tendrás que preocuparte mucho por la batería: después de usar el Steel HR Sport diariamente durante una semana, empiezo a recordar cómo era la vida cuando no tenía que cargar un reloj todos los días. El reloj dice al momento de escribir estas líneas que mi batería está al 83%, después de usarla para ver notificaciones de mensajes y llamadas, monitorizar algunas carreras y, ocasionalmente, revisar mi ritmo cardíaco. No lo he tenido que cargar ni una vez.

Foto: Alex Cranz (Gizmodo)

El Steel HR Sport promete hasta 25 días de funcionamiento con una sola carga. Esto es debido a la pequeña pantalla en blanco y negro y a que no tiene chip GPS, aunque ofrece lo que denominan “GPS conectado”

Advertisement

Este término me descolocó por completo cuando lo vi en la caja sin más explicación, pero lo que significa es que el dispositivo puede sincronizarse con tu teléfono usando Bluetooth para mapear cualquier actividad que estés haciendo. Esa característica puede saber a poco, pero es raro que la tengan estos smartwatches híbridos como el Steel HR Sport. Es mucho más común en las pulseras de actividad como el Charge 3 de Fitbit ($150), que tiene GPS conectado, o el Vivosport de Garmin ($ 170) que incluso tiene GPS incorporado.

Si piensas ir a correr, seguramente tengas que llevar también tu teléfono para poder mapear tu recorrido. Si se trata de un factor decisivo para ti, entonces tendrás que pagar más por algo más cercano a un smartwatch, o sino conformarte con algo más feo.

Si pasas del antiguo Steel HR al nuevo Steel HR Sport ten en cuenta que Withings está cobrando $20 más por tener el llamado GPS conectado, además de ofrecerte tu “Nivel de condición física” basado en tu consumo de oxígeno cuando haces ejercicio (VO2 Max). Por cierto, Withings dice que mi puntuación de 47 es algo “justa” y me sugiere que utilice su aplicación Health Mate para hacer más ejercicio.

Advertisement

La pequeña pantalla es fácil de leer mientras camina o está de pie, pero no mientras corre (y no se fotografía bien). Foto: Alex Cranz (Gizmodo)

El HR Sport no es un gadget serio pensado para atletas, ni es un reloj inteligente que lo haga todo, pero parece ser lo suficientemente avanzado como para cumplir con la mayoría de funciones que necesita la gente y que no tenga ese look terrible de las pulseras deportivas. Así que por $200 tienes algo bastante capaz.

Si no necesitas este reloj para salir a correr, o conocer tu “estado físico”, podrías ahorrar $20 y comprar el Steel HR más antiguo. Y si no te convence el diseño de los Withings tienes multitud de opciones híbridas ahí fuera. También puedes pagar a Withings $50 más por una correa de cuero si no te gusta la correa estilo Apple Watch/Nike que puedes ver en las fotos de esta reseña.

Advertisement

Si no te convencen los smartwatch híbridos, podrías pagar menos por algo más completo pero menos bonito, como el Fitbit’s Charge 3. O bien, decantarte por un smartwatch, donde tendrás un gran rango de precios. Podrías hacerte con el Fitbit Versa ($200) o incluso un Apple Watch refurbished de la generación anterior.

Eso, siempre y cuando quieras realmente un smartwatch, pero con esas alternativas te perderías lo que hace que el Steel HR Sport destaque: su simplicidad. Si quieres algo que te pongas todo el tiempo, todos los días, Withings es el ejemplo perfecto de que menos puede ser más.

En resumen

  • Es el primer reloj de Withings desde que se separó de Nokia.
  • Es bastante útil para tratarse de un smartwatch híbrido, con capacidad para monitorizar durante todo el día tu frecuencia cardíaca y conectar un GPS que se sincroniza con tu teléfono.
  • ¿Hemos dicho ya que el reloj es bastante bonito?
  • Por 200 dólares podrías tener una pulsera de actividad mejor o hacerte con un smartwatch si el diseño de Withings no te convence.