Imagen: Lauren Topor / Flicker Creative Commons

No todos los pimientos picantes son iguales y pocos se pueden comparar con el “Aliento de Dragón”, una nueva especie de chile que podría convertirse en el más picante del mundo. Creado por Mike Smith, un horticultor de Gales, el pimiento rojo anaranjado, que es del tamaño de la uña humana, es el producto no intencional de una nueva planta para aumentar el rendimiento. Esta planta fue diseñada por la Nottingham Trent University.

Smith afirma que este pimiento feroz es el más picante del planeta: más de 1.5 veces más que el Segador de Carolina, que actualmente tiene el récord del pimiento más picante que existe. Comparado con el Segador, el nuevo pimiento sí que es picante, pero a pesar de lo que dicen los medios sobre este nuevo producto, el Aliento de Dragón no es letalmente picante.

Advertisement

El horticultor realizó pruebas con el pimiento y encontró que registraba 2.48 millones SHUS, o de unidades Scoville (de la escala del mismo nombre para medir picor), lo cual, si es verificado por los oficiales de Guinness, sería un récord mundial de picor.

En el caso de que la terrible agonía asociada con comer uno de estos pimientos no es suficiente para disuadir a un atrevido, el Daily Post, que era el primer medio que escribió sobre ello, incluye una advertencia aún más grave de la universidad. Dice: “El pimiento puede potencialmente causar un tipo de shock anafiláctico para alguien que lo come, quemando las vías respiratorias y causando que se cierran”. No pasó mucho tiempo después de este comentario para que se propagara la noticia de un pimiento letal. De hecho, se extendió a través de la web como el verdadero aliento de un dragón.

Como con todos los pimientos picantes, el pimiento Aliento de Dragón es picante principalmente por su contenido de capsaicina, que engaña a las neuronas sensoriales para que el cerebro piense que literalmente se están quemando. Si comes demasiado de este alcaloide, puedes experimentar efectos como vómito, dolor abdominal e incluso la muerte, pero esta última solamente ocurre si ingieres un dosis muy alta.

Advertisement

Un estudio realizado en ratas encontró que la dosis letal mínima de capsaicina es 100 miligramos por cada kilogramo de peso corporal. Teniendo en cuenta que una persona normal típicamente pesa entre 58 y 81 kilogramos, una dosis letal de capsaicina estaría entre 5.8 y 8.1 gramos (según los números derivados del estudio de ratas).

Si, como sostiene Smith, el Aliento de Dragón registra 2.48 millones SHUs, sería casi un millón de unidades Scoville más intenso que el Segador de Carolina, que tiene un promedio de 1.57 millones. La escala Scoville se base en la dilución: 1.000 SHUs significa que tienes que diluir el extracto de un gramo de pimiento seco 1.000 veces para eliminar el picor. Capsaicina pura registra 16 millones SHUs en la escala. Los científicos pueden convertir entre la cantidad de capsaicina por gramo de pimientos secos y unidades Scoville. Debido a que los pimientos picantes contienen aproximadamente un 85 por ciento agua, significa que hay 0.023 gramos de capsaicina por gramo de Aliento de Dragón fresco.

Así que para consumir la dosis letal mínima de 5.8 gramos de capsaicina, necesitarías comer casi 250 gramos de pimientos. Para un pimiento del tamaño de un chile habanero, por ejemplo, que son doble el tamaño que los pimientos de Smith, esto equivalía 25-30 pimientos.

Siendo realistas, es probablemente imposible crear un pimiento tan picante que podría matar a un ser humano con su picor. Esto es porque si asumimos que un pimiento picante tiene un tamaño de 10 gramos (el tamaño de un habanero o un jalapeño), más de la mitad de sus tejidos tendría que contener capsaicina, lo que no deja mucho espacio para las partes estructurales del pimiento o para el agua (un pimiento de Aliento de Dragón contiene aproximadamente un 2.3 por ciento de capsaicina). Podrías posiblemente crear un solo pimiento letal si crearas uno que es más grande y a la vez más picante. Una versión que tiene el doble de picor que Aliento de Dragón y el tamaño de un pimiento morrón en teoría podría matar a alguien, pero es poco probable que sea biológicamente posible crear algo así.

¿Pero, y qué pasa entonces con la nota de advertencia sobre el shock anafiláctico de la universidad? Era simplemente una advertencia médica estándar.

Advertisement

El shock anafiláctico ocurre cuando se agravan las reacciones alérgicas. Hay miles de alérgenos conocidos en el mundo y cualquiera podría causar una caso mortal de anafilaxia en alguien que es alérgico. Aún así, a pesar de las décadas de estudios, que incluyen estudios con inyecciones, no existen casos publicados de anafilaxia inducida por capsaicina. De hecho, se está estudiando cómo usar la capsaicina y otros químicos similares para reducir reacciones alérgicas.

No obstante, los pimientos pueden contener otros alérgenos. Las alergias a los picantes, como el paprika y la cayena, existen pero son inusuales. Se deben a compuestos similares al polen, no a la capsaicina. También ha habido reacciones severas a los pimientos morrones, lo que significa que los médicos no pueden descartar la posibilidad de que alguien podría tener una reacción alérgica al Aliento de Dragón. Este tipo de advertencias son comunes para cualquier medicamento, como la aspirina y el Advil, o suplemento dietético, que han causado reacciones severas en las personas.

Al fin y al cabo, las únicas personas que se tienen que preocupar de sufrir una anafilaxia a causa de ingerir Aliento de Dragón son las que ya son alérgicas a pimientos o especias derivadas de pimientos. Estas personas tienen lo mismo que temer si comen un jalapeño que si comen este nuevo pimiento. Smith, por su parte, piensa que el Aliento de Dragón podría servir para un propósito médico: cree que los aceites potentes del pimiento se podrían usar como un anestésico.

Dicho esto, todos los amantes del picante—con sus estómagos de hierro y su afición al dolor— pueden alegrarse al saber que el Aliento de Dragón no es especialmente letal. Eso sí, por ahora no tendrán la oportunidad de probar este pimiento en un futuro cercano. La única forma de ver los pimientos es asistir a la exposición de flores de la Royal Horticultural Society en Chelsea la próxima semana, que es donde Smith exhibirá su creación.

Advertisement

Jake Buehler es un escritor de ciencia que trabaja en Seattle con una obsesión fanática con las historias más raras y menos apreciadas de la biología.