Foto: Vista aérea del radiotelescopio de Arecibo, vía Wikimedia.

El huracán María se encuentra amenazando las islas del Caribe. Una de ellas es Puerto Rico, que recibirá el ciclón en categoría 4 y con vientos a 210 kilómetros por hora. La amenaza es tan seria que incluso el radiotelescopio de Arecibo ha cerrado sus instalaciones preparándose para la llegada de María.

Este radiotelescopio es el segundo más grande del mundo, con un disco principal de 305 metros de diámetro y unos 50 metros de profundidad. Fue construido a inicios de la década de 1960, y desde entonces se ha dedicado a buscar vida extraterrestre, el estudio de las ondas gravitatorias y buscar asteroides cuya trayectoria que podría ser una amenaza para la Tierra, además de haber aparecido en películas como Contact y GoldenEye, de James Bond.

No obstante, desde hace algunos años pasa por problemas financieros debido a que su mantenimiento es demasiado costoso. Ahora, al verse amenazado por el paso de María, ha cerrado sus instalaciones y sus responsables han llevado a cabo todos los preparativos necesarios para soportar la llegada de un huracán de categoría 4.

“Debido a la amenaza del huracán María, el observatorio Arecibo comenzó sus preparativos ante huracanes.”

“Los preparativos incluyen asegurar el telescopio, las instalaciones y los equipos de investigación”.

El observatorio estará cerrado hasta el jueves 21 de septiembre, es decir, después de que María finalice su paso por Puerto Rico (y siempre y cuando no sufra ningún tipo de daño). Se estima que los vientos de María llegarán a territorio puertorriqueño el martes 19 de septiembre a las 20:00, en horario local.

Imagen: NOAA.

Ricardo Rossello, gobernador de Puerto Rico, declaró en conjunto con el presidente Donald Trump que Puerto Rico se encuentra en estado de emergencia.

Durante el paso del huracán Irma el observatorio de Arecibo también cerró sus instalaciones, preparándose para lo peor. Afortunadamente, en esa ocasión, el radiotelescopio no sufrió ningún tipo de daño. Esperemos que con María tampoco. [vía Space / Univisión / Arecibo Observatory]