Imagen: Wiimedia commons (Dominio P√ļblico)

Si est√°s a punto de irte de vacaciones, tenemos un dato que quiz√° te sirva para reflexionar durante tus ¬Ņdos semanas? ¬Ņun mes de descanso? En realidad no importa. Te dediques a lo que te dediques nunca vas a tener m√°s vacaciones que el campesino medieval medio. Algo hemos hecho mal para llegar a este punto.

Lo normal en la √©poca actual es tener un mes de vacaciones al a√Īo, pero eso es si tienes mucha suerte. En pa√≠ses como Estados Unidos, lo normal es tener solo una semana que va aumentando paulatinamente a medida que cumples a√Īos en el puesto. En pa√≠ses como Jap√≥n el panorama es a√ļn m√°s desolador. A menudo hacemos bromas comparando nuestros trabajos al de los campesinos medievales que trabajaban de Sol a Sol para el se√Īor feudal, pero lo cierto es que es un mal ejemplo porque los campesinos medievales no sol√≠an trabajar m√°s de 150 d√≠as al a√Īo.

En Business Insider desgranan los datos recogidos por la economista Juliet Shor en un estudio sobre los trabajadores en las √©pocas previas a la industrializaci√≥n, y el panorama es bastante sorprendente. Shor es la autora del libro: The Overworked American: The Unexpected Decline of Leisure. En √©l explica que, para empezar, un d√≠a de trabajo no era un d√≠a completo, sino m√°s bien los que hoy consider√°bamos media jornada. En las √©pocas de cosecha cuando hab√≠a mucha faena por delante la jornada se extend√≠a a ocho horas diarias o incluso 12, pero eso eras durante muy pocos d√≠as al a√Īo. Lo mismo ocurr√≠a para trabajos como los artesanos o alba√Īiles. De hecho, la reivindicaci√≥n laboral de la jornada de ocho horas semanales no fue un avance en sentido estricto, sino una lucha por recuperar lo que ya ten√≠amos antes de los abusos y la semiesclavitud impuesta por la revoluci√≥n industrial.

Advertisement

La comparaci√≥n se vuelve a√ļn m√°s odiosa si contemplamos el trabajo a lo largo del a√Īo. En la Edad Media hab√≠a muchos m√°s festivos y per√≠odos de descanso que en la actualidad, a menudo de obligatorio cumplimiento porque se trataba de festividades religiosas. Los campesinos medievales en Inglaterra trabajaban alrededor de dos terceras partes del a√Īo. Los otros cuatro meses los dedicaban a descansar. No ten√≠an mucha suerte porque en el Antiguo R√©gimen franc√©s disfrutaban de 58 domingos de descanso, 90 d√≠as libres y 38 festivos. En Espa√Īa los documentos de la √©poca revelan que los d√≠as de descanso supon√≠an un total de cinco meses al a√Īo.

Advertisement

Campesinos celebrando en un óleo anónimo del siglo XVIII.
Imagen: Wikimedia Commons (Dominio P√ļblico)

Durante los siglos XIII y XIV, los campesinos trabajaban alrededor de 1.440 horas al a√Īo (asumiendo que hab√≠a d√≠as agotadores de 12 horas durante las √©pocas de alta demanda de mano de obra en el campo). Los trabajadores serviles trabajaban alrededor de 175 d√≠as al a√Īo y los mineros (uno de los colectivos de los que hay m√°s datos) 180.

Advertisement

Es cierto que la edad media no es una √©poca que destaque precisamente por las buenas condiciones de vida. Las hambrunas, el crimen y las guerras eran frecuentes. No hab√≠a un sistema sanitario establecido y la esperanza de vida era muy corta por la falta de higiene y las enfermedades. Todo eso es indudable, pero resulta ir√≥nico que a d√≠a de hoy, con todo lo que hemos avanzado en salud y esperanza de vida, hayamos retrocedido tanto en lo que a tiempo libre y descanso se refiere. El Economista John Maynard Keynes, uno de los fundadores de la econom√≠a actual, predijo que para 2030 el tiempo de descanso superar√≠a al de trabajo. O Keynes se equivocaba o algo hemos hecho terriblemente mal en los √ļltimos 100 a√Īos. [Pre-industrial workers had a shorter workweek than today‚Äôs v√≠a Business Insider]