Jamie Lee es un deportista especializado en una variante del parapente tan hermosa como peligrosa: el Speed Gliding o Speed Flying. En esencia, es una mezcla entre parapente y salto BASE. Sus vĂ­deos son de los que merece la pena poner a pantalla completa.

Advertisement

El Speed Gliding se practica con un tipo de parapente diferente del convencional. En lugar de estar pensado para ganar altura y sustentación, está diseñado para la velocidad. El comienzo del vuelo es similar, pero mientras el parapente se mueve a velocidades de entre 20 y 80 km/h y a bastante altura, el speed glider lo hace a entre 30 y 150 km/h y encima a muy pocos metros del suelo.

Invariablemente, los vídeos de Lee te harán encogerte varias veces en el asiento pensando que se va a estampar contra un risco, un árbol o una roca. Por fortuna, hasta ahora no ha tenido incidentes, pero la peligrosidad de este deporte la atestigua el hecho de que desde 2006 han muerto más de 50 personas practicándolo.

Advertisement

Normalmente la velocidad es tan alta que es casi imposible que la vela se pliegue. El principal problema es que cualquier pequeño movimiento provoca una respuesta brutal en la trayectoria del Speed Glider. Los expertos recomiendan comenzar por el parapente convencional y no probar esta modalidad hasta que se tengan, literalmente, muchas horas de vuelo. [vía Jamie Lee]