Al parecer, el desprecio que muestran personas como el CEO de Facebook Mark Zuckerberg, conocido por llevar sudaderas a todo tipo de reuniones y eventos, hacia las corbatas no está totalmente fuera de lugar. Un nuevo estudio revela que las corbatas pueden afectar la función cognitiva de las personas debido a que limitan el flujo de sangre al cerebro.

Advertisement

El estudio fue realizado por investigadores en el hospital universitario Schleswig-Holstein en Alemania y fue publicado en el diario científico Neuroradiology. Para llevar a cabo el estudio, los investigadores reclutaron a 30 hombres saludables y les dieron instrucciones sobre qué ponerse. Mitad de los participantes tuvieron que llevar una camisa de cuello abierto cómoda sin corbata. La otra mitad de participantes tuvieron que ponerse una corbata con un nudo Windsor muy apretado, lo suficiente como para estar un poco incómodos.

Los investigadores sometieron los participantes a resonancias magnéticas para analizar cómo el uso de las corbatas afectaba sus cerebros. Observaron que los accesorios aplastaban las venas en los cuellos de los participantes y reducían el flujo de sangre a sus cerebros en un 7.5%.

Aunque los expertos afirmaron que tal reducción no sería suficiente para provocar síntomas obvios, dijeron que podría afectar la función cognitiva de los individuos.

Advertisement

El estudio no es el primero que encuentra que las personas que usan corbatas pueden sufrir efectos secundarios. En 2003, investigadores de la New York Eye and Ear Infirmary encontraron que las corbatas muy apretadas podr√≠an posiblemente da√Īar la visi√≥n de las personas a largo plazo.

Al final del día, quizá deberíamos hacerles caso a los ejecutivos de Silicon Valley y analizar el uso de la corbata hoy en día. O por lo menos no apretarla tanto.

Advertisement

[New York Post]