GIF: SpanglerScienceTV

ÂżHas hecho alguna vez la prueba? Si echas una lata de Coca-Cola a un recipiente con agua automĂĄticamente se hunde hasta el fondo. Suena lĂłgico. Sin embargo, si haces lo mismo con una lata de Coca-Cola Light estĂĄ se quedarĂĄ flotando. La razĂłn es justo la que estĂĄs pensando: el azĂșcar.

Aunque ambas latas tienen exactamente el mismo tamaño y el mismo contenido en volumen, hay un factor que las diferencia. Una lata de Coca-Cola normal tiene alrededor de 39 gramos de azĂșcar que en algunos paĂ­ses como Estados Unidos se añade en forma de jarabe de maĂ­z alto en fructosa (un azĂșcar lĂ­quido concentrado).

Tenga la forma que tenga, el azĂșcar de la Coca-Cola normal incrementa la densidad del lĂ­quido y esto afecta a su flotabilidad como ya demostrĂł ArquĂ­medes en su dĂ­a (aunque no con latas de refresco precisamente). La Coca-Cola Light, sin embargo, apenas tiene un gramo de edulcorante y su densidad es prĂĄcticamente idĂ©ntica a la del agua, por eso se queda cerca de la supercicie. [Today I Found Out vĂ­a Mental Floss]