El año pasado se produjeron tremendos avances en la exploración espacial, y 2019 no parece que vaya a ser menos. Desde los misteriosos objetos del cinturón de Kuiper y las sondas de Marte hasta los intrépidos esfuerzos por alcanzar el Sol, esto es lo que nos depararán los próximos 12 meses.

New Horizons llegará a Ultima Thule

El año 2019 comenzará con la llegada de la sonda New Horizons de la NASA a Ultima Thule, un misterioso objeto del Cinturón de Kuiper ubicado a 6,5 billones de kilómetros del Sol. A las 12:33 am, hora este, el 1 de enero, la nave espacial pasará cerca de Ultima Thule a velocidades que alcanzan los 50.700 kilómetros por hora, tomando tantas fotos como sea posible, con resoluciones de 30 a 70 metros por pixel.

Una representación artística de la sonda New Horizons pasando cerca de Ultima Thule.
Illustration: NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute

Será la primera vez que sobrevolamos un objeto del cinturón de Kuiper. Durante este acercamiento, aprenderemos si Ultima Thule es un sistema binario cercano, un binario de contacto (en el que dos objetos están juntos) o algo completamente distinto. El objeto —u objetos— tiene alrededor de 30 kilómetros de diámetro y tiene una forma irregular. Usando sus múltiples instrumentos de a bordo, la New Horizons también mapeará la superficie del objeto para aprender cómo se formó, medirá la temperatura de su superficie, buscará signos de actividad propios de un cometa (como el hielo derretido), y varias cosas más.

Rovers correteando por la Luna

La Luna debería recibir al menos un par de nuevas visitas robóticas en 2019.

Se espera que la sonda Chang’e 4 china, que fue lanzada el 8 de diciembre de 2018, aterrice sobre la superficie de la cara oculta de la Luna el 3 de enero, o incluso antes. Aterrizará sobre el cráter de impacto Von Kármán, que tiene 180 kilómetros de ancho y se encuentra en el hemisferio sur. Debido a que estará en el extremo opuesto de la Luna, el CE-4 se comunicará con la Tierra a través del satélite Queqiao de China, que fue lanzado en mayo.

Advertisement

Imagen conceptual del rover chino en la Luna. Imagen: NAOC

Si tiene éxito, la misión será el primer aterrizaje suave y la primera inspección sobre la cara oculta de la Luna, según la Oficina Nacional de Ciencia y Tecnología de China. El módulo de aterrizaje y el vehículo de seis ruedas medirán la temperatura de la superficie lunar, analizarán las rocas y el polvo lunar, y estudiarán los rayos cósmicos, entre otras cosas. La misión también determinará si la región es lo suficientemente silenciosa como para construir un radiotelescopio espacial que no sufra interferencias por las ondas de radio humanas. La misión deberá durar al menos tres meses.

Un prototipo del Chandrayaan-2. Imagen: ISRO

Advertisement

En algún momento durante la segunda mitad de 2019, India lanzará su propio vehículo lunar como parte de la Misión GSLV-F10/Chandrayaan-2 de la Organización para la Investigación Espacial India. Un rover de seis ruedas aterrizará cerca del polo sur de la Luna, observará la superficie lunar y transmitirá los datos a la Tierra. Por encima de él, el satélite Chandrayaan-2 recopilará información científica sobre la topografía lunar, los minerales y sobre la casi inexistente atmósfera lunar, a la vez que buscará signos de hielo en su superficie.

Y quién sabe, tal vez alguno de los equipos que participan en el Lunar XPrize consigan llevar un rover a la Luna, pero todavía es pronto para saberlo.

Hayabusa2 recogerá muestras del asteroide Ryugu

En algún punto a principios de 2019 —con suerte a finales de enero— el Hayabusa2 japonés extraerá muestras de la superficie del asteroide Ryugu. JAXA todavía está tratando de encontrar el lugar perfecto para que el Hayabusa2 haga su trabajo, ya que es difícil encontrar regiones planas en esta enorme roca espacial.

Advertisement

Una increíble foto del asteroide Ryugu, tomada el 26 de junio por la sonda Hayabusa2.
Image: JAXA, University of Tokyo and collaborators

En diciembre de 2019, la sonda tomará sus últimas muestras y comenzará su viaje de regreso a la Tierra. Si todo va bien, será la primera vez que una sonda extraiga muestras de un asteroide y las traiga de vuelta para su análisis.

Vuelos de prueba comerciales, por fín

El contrato de la NASA con Rusia finaliza en abril, por lo que es imprescindible que la agencia espacial encuentre otro medio para llevar a sus astronautas al espacio. El sector privado es una de las opciones que se barajan, y 2019 parece ser el año en que Estados Unidos finalmente podrá volver a llegar a la Estación Espacial Internacional por su cuenta, algo que no ha podido hacer desde el programa de transbordadores espaciales.

Advertisement

El 17 de enero, SpaceX, junto con el programa de tripulación comercial de la NASA, probará un cohete Falcon 9 para lanzar una nave espacial Crew Dragon sin tripular a la ISS. Si esta prueba sale bien, una misión tripulada podría seguirla el 18 de junio. Los astronautas de la NASA Doug Hurley y Bob Behnken son los elegidos para esta misión.

Imagen: Boeing

En marzo, un cohete United Launch Alliance Atlas 5 lanzará el primer CST-100 Starliner de Boeing a la ISS, también sin tripulantes. Una prueba posterior con el astronauta de Boeing Chris Ferguson y los astronautas de la NASA Eric Boe y Nicole Mann, podría realizarse en agosto, según la propia NASA.

Advertisement

Prueba de lanzamiento de un cohete Blue Origin.
Image: Blue Origin

También se espera que la empresa aeroespacial Blue Origin, de Jeff Bezos, realice misiones tripuladas y no tripuladas en 2019 con su vehículo suborbital New Shepard. Se desconocen aún las fechas.

Opportunity, ¿podrías llamar a casa?

El rover Opportunity de la NASA lleva sin dar señales desde el 10 de junio, cuando una tormenta de polvo global hizo que la sonda pasara a un modo de hibernación del que no ha podido despertar.

Advertisement

Opportunity es el punto blanco en el centro del recuadro.
Photo: NASA/JPL-Caltech/Univ. of Arizona

Desde el centro de control de la misión han estado tratando de escuchar al rover durante mucho tiempo y han escaneando múltriples frecuencias, gracias al Radio Science Receiver de Deep Space Network (DNS), aunque no han tenido éxito hasta ahora. La NASA continuará intentándolo durante los próximos meses, pero si Opportunity no consigue comunicarse con el centro de control, tendrán que cancelar la misión después de 15 años.

La sonda InSight perfora la superficie de Marte

Las noticias que tenemos sobre Opportunity no son buenas, pero al menos Curiosity avanza lenta pero segura. Tampoco podemos olvidarnos de la sonda InSight de la NASA, que aterrizó en Marte a finales de noviembre. La sonda debe comenzar a perforar la superficie marciana a finales de enero o principios de febrero.

Advertisement

Un selfie de la inSight. Imagen: NASA/JPL-Caltech

Los miembros del equipo de la InSight terminarán de desplegar el sismógrafo en enero y comenzará a estudiar los terremotos marcianos. Durante este tiempo, la sonda utilizará su brazo robótico para colocar la sonda de calor. El propósito de la misión es mejorar nuestra comprensión de la formación planetaria y de la geología interna de Marte. Con ese fin, InSight utilizará sus instrumentos y medirá la actividad sísmica, la temperatura y la presión del aire.

Zambullidas espaciales

Prepárate para ver fotos cada vez más pintorescas de Júpiter y el Sol, cortesía de las sondas Juno y Parker.

Advertisement

Una toma gloriosa de los remolinos de nubes de Júpiter.
Photo: NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS/Gerald Eichstädt/ Seán Doran

La nave espacial Juno de la NASA está programada para realizar más perijovios en 2019 (un perijovio es la aproximación orbital más cercana de un objeto al centro de Júpiter). El 18° perijovio de Juno tendrá lugar el 17 de febrero, y el 19º el 6 de abril. Juno ya nos ha brindado tomas extraordinariamente detalladas sobre las nubes de Júpiter, pero la sonda se está acercando cada vez más al majestuoso gigante gaseoso.

Una foto de la corona del Sol tomada por la Parker Solar Probe
Photo: NASA/Naval Research Laboratory/Parker Solar Probe.

Advertisement

Mientras tanto, la sonda Parker Solar Probe continuará con su misión de “tocar el Sol”. Su segundo y tercer perihelio (los puntos más cercanos de la órbita de un cuerpo celeste alrededor del Sol) están programados para el 4 de abril y el 1 de septiembre. El 26 de diciembre, la sonda Parker será atraída por la gravedad de Venus. Estos vuelos de reconocimiento darán como resultado nuevos datos importantes sobre el Sol, como la naturaleza de su corona y su capacidad para producir tormentas solares.

Conmemoraciones por el 50 aniversario del aterrizaje del Apolo 11

El 16 de julio de 2019 será el 50 aniversario del aterrizaje lunar del Apolo 11. Así que durante los próximos meses te bombardearán con noticias y reportajes sobre ello en los medios de comunicación.

Advertisement

Monedas conmemorativas del 50 aniversario del Apolo 11.
Image: U.S. Mint/NASA

Se han programado varios eventos para conmemorar este hito histórico, entre ellos el Apollopalooza 2019 (una celebración en el Rockies Air and Space Museum de Denver), la Gala Apolo en el Centro Espacial Kennedy y el Festival de la Luna de Verano en Wapakoneta, Ohio. Además, se lanzarán unas espectaculares monedas conmemorativas del 50 aniversario de Apolo el 24 de enero.

Lanzamiento del telescopio espacial CHEOPS.

La Agencia Espacial Europea planea lanzar el telescopio espacial CHEOPS en algún punto entre octubre y noviembre. Una vez en órbita, este telescopio espacial buscará planetas extrasolares, sobre todo aquellos que tengan un tamaño comprendido entre la Tierra y Neptuno.

Advertisement

Imagen: ESA

CHEOPS despegará con un cohete Soyuz y se establecerá en una órbita a unos 700 kilómetros sobre la Tierra. CHEOPS utilizará el método de detección de tránsito y escaneará las estrellas en busca de signos de exoplanetas que pasen frente a ellas.

Bellezas celestiales

Para todos aquellos que disfruten observando el cielo, 2019 tendrá algunos fenómenos astronómicos interesantes.

Advertisement

Un eclipse lunar total será visible el 21 de enero en América del Norte, América del Sur, el Océano Pacífico oriental, el Océano Atlántico occidental y ciertas partes de Europa y África. El 2 de julio, un eclipse solar total será visible desde el Océano Pacífico sur y el centro de Chile y Argentina.

Imagen: NASA

Tres superlunas tendrán lugar en 2019: el 21 de enero, el 19 de febrero y el 21 de marzo. Esto ocurrirá cuando la Luna esté más cerca de la Tierra, y nuestro satélite se verá un poco más grande y brillante de lo habitual.

Advertisement

Júpiter estará en su punto más cercano a la Tierra, el 10 de junio, y se verá grande y brillante. Ocurrirá lo mismo con Urano el 27 de octubre.

El 11 de noviembre, veremos un extraño tránsito de Mercurio a través del Sol. Esto no ocurre muy a menudo, y no volverá a ocurrir hasta 2039. Si tienen un filtro solar adecuado para su telescopio, los astrónomos aficionados podrán ver cómo se mueve el Mercurio sobre el Sol. Será visible desde el este de América del Norte, México, América Central, América del Sur y partes de Europa, Oriente Medio y África.